R.E.L.: Como anoche (diaro de un peatón)

Como anoche (diaro de un peatón)

Capítulo invitado by Fonsina



Tenía que ser un jueves de noviembre del año pasado, cuando aun vivía en mi natal ciudad de Santiago. Normalmente mi hermano y yo compartimos la vieja Chevette del ochenta y pico, un pequeño carrito que ya ha pasado por varias manos de nuestra familia hasta quedar los últimos vestigios de él en nuestras manos. Digo que tenía que ser jueves pues ese día regresaba de la universidad a casa como a las seis de la tarde por lo que le dejaba el auto a mi hermano que salía a las diez y tomaba mis dos conchitos para regresar a casa.


Salí de la universidad y tomé mi "M" como siempre (para los que no saben como funciona el sistema de transporte público en Santiago, se utilizan letras para designar las diferentes rutas de carros públicos, así, al ver la letra que el auto tiene estampada en el vidrio delantero o en las puertas, sabes automáticamente cual es la ruta de este). Los carros de la "M" transitan por la avenida Circunvalación y la Estrella Sadhalá, yo que salía de UTESA, cogí mi carrito que me dejó en Codetel (dígase, Ave. Estrella Sadhalá con Ave. Juan Pablo Duarte). Y de ahí me dispuse a coger en la misma esquina una "A" la cual recorría toda la Juan Pablo Duarte, se internaba en el barrio de Hoya del Caimito y salía para dejarme en la esquina del residencial donde vivía (El Dorado I).


Oscurecía y ya había un concho parado en la esquina esperando por sus pasajeros, así que me apresuré a montarlo y me acomodé en la parte trasera justo detrás del "chofe" esperando por mis tres compañeros de viaje. Luego de haberse llenado, el biónico partió hacia nuestro destino. Todo transcurría normal hasta llegar a la rotonda de donde el concho se dirigía hacia Hoya del Caimito, la rotonda era el punto donde se reunían varios "A" que acortaban sus rutas y solían devolverse de ahí con los pasajeros y no hacer el recorrido final de la 27 de febrero. De pronto vislumbramos un hombre alto y fuerte que con un bate en la mano le gritaba al chofer: "¡Párate ahí coño! Párate" Fue entonces cuando me di cuenta (¡Oh! Estúpida yo) de que era un biónico pirata. Pero más estúpido fue el chofer que redujo la marcha para tratar de explicarle al hombre (que seguro era de uno de esos del sindicato). El animal ese le profirió un batazo a la puerta del acompañante, ahí fue cuando el chofer reaccionó pisando el acelerador para salir a toda pastilla, pero ya era demasiado tarde: el hombre atinó a dar un último batazo que fue a dar al vidrio trasero el cual se quebró en mil pedazos yendo varios a acabar en nuestras cabezas. Tuve suerte ya que el golpe fue del lado contrario al mío por lo que salí ilesa pero las dos personas que iban de ese lado salieron con cortes menores a causa de los cristales.


El chofer, asustado al fin, salió sopletiao' pasándose de la entrada por la cual debía ir. La joven que iba a mi lado le gritó: -Chofe, dejeno, ¿Qué piensa hacer?- y dirigiéndose a mi me dijo- Dile que nos deje. Yo siempre lo digo, yo me tomo las cosas muy en calma o no me doy cuenta de la gravedad del asunto, pues ya me han pasado varias situaciones en las cuales no reacciono debiéndolo de hacer. Al final el chofer nos dejó por Don Pedro como a dos cuadras de Hoya del Caimito, nos pusimos a ver que tan graves fueron las heridas, pero eran todos rasguños, hubo una joven que se devolvió a irle a reclamar al hombre por el acto de barbarie que había cometido, pensé en acompañarla pero la joven se adelantó y se adelantó y al final desistí.


No pensaba tomar otra A después de aquel susto por lo que me fui a pie junto con un joven que era el que iba en la esquina donde se rompió el vidrio. Recorrimos toda Hoya del caimito, el se quedó por ahí y yo seguí sola. Llegué a casa, tomé un baño, cené y me dispuse a ocupar mi asiento frente a la televisión para ver mis series de los jueves, ni siquiera quise contárselo a mis padres y ya que a mi no me había pasado nada gracias a Dios, solo se lo conté a mi novio de ese entonces. Al final, no quedamos tan "pegaditos como anoche".

Etiquetas:

| Siguiente »
| Siguiente »
| Siguiente »
| Siguiente »
| Siguiente »
| Siguiente »
| Siguiente »
| Siguiente »
| Siguiente »

Se han dicho como 7 cosas acerca de esto:

el 5 de julio de 2007, 8:48 a. m., Blogger R.E.L. dijo...

Montarse en un carro pirata es todo un peligro sino pregúntale a Cheluca que le pasó una bien fea en un pirata. Gracias por este post ya que no sabía lo que era ser peatón en Santiago la ciudad corazón.

 
el 5 de julio de 2007, 10:24 a. m., Blogger Cheluca dijo...

Oye... muy fuerte ese asunto!!!
Lo de Santiago fue peor que mi cuento, pero el tema es el mismo... los del sindicato sacando a los piratas.
No suelo montarme en piratas (no solía!!! ejem ejem) y el día que me monté fue porque había huelga "sorpresa" de las rutas normales... pa' qué fue... en una esquina nos pararon 2 tipos con palos y cervezas en las manos, y se notaba que habían estado bebiendo desde temprano (los ojos rojos no eran de nadar en una piscina con mucho cloro!!!) y amenazaron con romper los cristales, todos tuvimos que bajarnos y quedarnos en medio de la bolívar sin carro que coger pues había huelga... caminé muuuuucho... hasta que apareció un taxi... pero el susto fue heavy porque son super agresivos estos tipos y con trago encima... peores!
Me alegro que no te haya pasado nada!!!

 
el 5 de julio de 2007, 10:28 a. m., Blogger santuario dijo...

Fijate en algo, en la capitla me atracaron pero vivi en santiago por 2 años y ahora que lo mencionas el transporte de santiago es mas organizado que en la capita, y eso que yo vivia en el lugar mas inospito del planeta de saguro lo conoces, "la yaguita del pastor" y aun asi nunca me paso nada raro en santiago.

 
el 5 de julio de 2007, 12:07 p. m., Blogger DonGalleto dijo...

Yo quiero conocer esos lugares

 
el 5 de julio de 2007, 12:38 p. m., Blogger Ginnette dijo...

Ay me acordó el cuento que le voy a mandar a Ariel!!

 
el 28 de julio de 2007, 6:40 a. m., Blogger Gia dijo...

Que dice esa eminencia? Todavia me 'ta doliendo el vitillazo que me pega'te...
Saludos!

 
el 26 de agosto de 2007, 5:18 a. m., Blogger Gia dijo...

Y a donde es que se a metido el hombre mas fuerrrrrte de la blogosfera?

 

Publicar un comentario